Entradas

Quillo convirtió el Pregón del Corpus en un “canto del Amor de Dios”

20160518_210318

Niños de Primera Comunión con Símbolos Eucarísticos

Un Teatro de Rojas hasta la bandera fue testigo del inicio de la Semana Grande del Corpus de Toledo, con el pregón de José Antonio Jiménez, conocido popularmente como ‘Quillo’, consiliario de la Junta de Cofradías, Hermandades y Capítulos de la Semana Santa de Toledo.

Fue un pregón para los sentidos, con toda la religiosidad que puede aportar un sacerdote que cumple este año sus bodas de plata, un canto de amor a la Eucaristía, en definitiva, a Dios. Un acto que contó con actuaciones musicales –con la Capilla Diocesana de Toledo y los Seises de Santa María de Infantes- y una entrañable representación de la institución de la Eucaristía, a cargo del grupo La Pasión, de Toledo, de la parroquia de Santa María de Benquerencia.

Quillo animó a la ciudad de Toledo a “vivir desde dentro este misterio de fe”, porque la Eucaristía es “nuestra particular historia de amor”. Asimismo, valoró que “Toledo no sería lo mismo sin su historia católica y el cuidado de su patrimonio”. Recordando y mencionando figuras como las de Santa Teresa de Ávila o la beata de Calcuta, del mismo nombre, se detuvo en versos como los de ‘El Cristo de Velázquez’, de Miguel de Unamuno.

Posteriormente, fue repasando la procesión del Corpus, con todas sus peculiaridades, deteniéndose en cada detalle, como también le ayudó en su exposición una cuidada selección de fotografías de Pepe Castro y Olmos. Un pregón que tuvo su olor a tomillo, con los ramilletes que repartieron los Seises, y un entrañable sentimiento de que estamos a las puertas de nuestra Fiesta Grande.

Numeroso público asistente al pregón, que contó además con las intervenciones del presidente de la Junta pro-Corpus de Toledo, Francisco Villacampa, y la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón. Acto en el que también se pudo ver al ex presidente del Congreso y de Castilla-La Mancha, así como al consejero de Educación y Cultura, Ángel Felpeto.

No faltó un acto de homenaje a uno de los fundadores de la Junta Pro-Corpus, Antonio Maeso, fallecido recientemente, y en cuyo reconocimiento este año la Tarasca de Honor se ha dejado desierta.

Pregón Corpus

Asistentes al Pregón del Corpus. Foto: Encastillalamancha